La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es enorme, posee 48 barrios y es muy difícil conocerla en poco tiempo. Sin embargo, existen varias opciones que le permitirán disfrutar de los lugares más emblemáticos de la capital de Argentina.

Buenos Aires posee un servicio de transporte muy variado. Usted podrá trasladarse en colectivos, Subte, taxi, bicicletas y a pie. La ciudad es plana y muy amigable con el peatón. Esta opción es ideal si desea recorrer el centro porteño, que es el lugar en donde se concentran los monumentos más importantes de la ciudad: el Obelisco, la Casa Rosada, el Cabildo, la Catedral Metropolitana y la famosa Plaza de Mayo.

Si por el contrario desea moverse en un vehículo, podrá optar por los tours pagos y gratuitos que están a la disposición de los turistas. Una opción ideal es tomar el Bus Turístico; en él podrá recorrer en dos días todos los puntos de interés cultural como el Teatro Colón, el barrio de La Boca, Puerto Madero, museos, parques y centros comerciales. Este bus posee una ruta muy completa y el recorrido se puede escuchar en varios idiomas. También se puede subir y bajar en las paradas de su interés.

Además existen tours en bicicleta o a pie. En la página del Gobierno de Buenos Aires hay bastante información acerca de los paseos que se organizan diariamente. No en vano, la capital de Argentina es considerada uno de los destinos turísticos preferidos de América Latina. Los paseos a pie son temáticos y se organizan por barrios y rutas de interés turístico y cultural.

Por último, si desea moverse por sus propios medios podrá acceder a varias aplicaciones que lo guiarán en su recorrido. El porteño es muy atento con los turistas, así que no tendrá inconvenientes a la hora de tomar el Subte, preguntar por una calle o tomar un colectivo. Camine mucho, tómese un café con medialunas y disfrute de la ciudad de Buenos Aires.